saltar ao contido

Lexisla con Nós

Proxecto de lei de rehabilitación e de rexeneración e renovación urbanas de Galicia

Proxecto de lei de rehabilitación e de rexeneración e renovación urbanas de Galicia. (10/PL-000012)

Opinións

1 - Escrito por Lolita DOS SANTOS o 31/05/2019 14:01

La necesidad redactar las leyes con respecto a la buena técnica legislativa responde al principio que es fundamental en todo Estado de derecho, que es el principio de seguridad jurídica. En este sentido, el Tribunal Constitucional ha venido afirmar esto en su sentencia 27/1981 diciendo que “los principios constitucionales invocados por los recurrentes: irretroactividad, seguridad, interdicción de arbitrariedad, como los demás que integran el art. 9.3 de la Constitución – legalidad, jerarquía normativa, responsabilidad – no son compartimentos estancos, sino que, al contrario, cada uno de ellos cobra valor en función de los demás y en tanto sirva a promover los valores superiores del ordenamiento jurídico que propugna el Estado social y democrático de Derecho”. Por lo tanto, todos esos principios constitucionales forman el concepto de seguridad jurídica que está garantizada por la técnica legislativa o más generalmente la técnica normativa. El acuerdo del 30 de octubre de 2014 por el que se aprobar las directrices de técnica normativa viene establecer los criterios de técnica normativa. Primero, hay que verificar la división y el contenido general de la Ley: como esta exigido por el acuerdo, el proyecto de Ley contiene en primer lugar su título, después la exposición de motivos, la parte dispositiva (articulado), la parte final y los anexos. Segundo, es preciso verificar la buena exposición del objeto de la Ley. Esto quiere decir que la Ley autonómica no puede reproducir las normas básicas estatales, sino que el ámbito de aplicación debe caber en la competencia de la Comunidad Autónoma. Más allá de eso, la nueva Ley no debe doblar o contradecir otra norma autonómica ya existente. En este sentido, todas normas de un mismo ámbito deben ser homogéneas, y dentro de la Ley, no debe haber disposiciones contradictorias. El art.149 de la Constitución española establece las materias en las cuales las Comunidades Autónomas tienen competencias para legislar: entre otro, tienen competencia en materia de ordenación del territorio, urbanismo y vivienda, entonces, el ámbito del presente proyecto de Ley cabe dentro de la competencia de la Comunidad Autónoma. Además, no afecta ni esta contradictorio a las normas ya existentes de la Comunidad Autónoma. El Estatuto de Galicia establece también en varios de sus artículos un régimen de repartición de competencias entre el Estado y la Comunidad Autónoma de Galicia, consagrando el principio de colaboración estatal, es decir que la Comunidad Autónoma de Galicia (como las otras) debe cooperar de buena fe con el Estado en la elaboración de las leyes y en la gobernación. En este sentido, el Tribunal Constitucional, en aplicación al artículo 1.3 del Estatuto de Galicia (“Os Poderes da Comunidade Autónoma de Galicia emanan da Constitución, do presente Estatuto e do Pobo”), en su sentencia del 25 de noviembre de 1986 estudia los conflictos de competencia promovidos por el Gobierno de Galicia contra el Gobierno del Estado que había dictado las resoluciones de 14 de septiembre de 1983 y de 2 enero de 1985 por las cuales se convocan dotaciones económicas para el financiamiento de programas de acción social. Las cuestiones que se plantean en este caso son los de técnicas de coordinación respecto a los intereses de la Comunidad Autónoma y los intereses generales del Estado. El Tribunal Constitucional respondió a esas cuestiones diciendo que el Estado podía legislar por tanto este justificado por la necesidad de armonización de las normas y también por la necesidad cumplir sus fines. Tercero, el titulo debe permitir la identificación del texto y debe ser diferente de los títulos de las otras disposiciones en vigor. El titulo debe iniciarse siempre con la identificación del tipo de disposición. En este proyecto de Ley, el titulo tiene todos los criterios requeridos, indica el tipo de texto de que se trata, y esta diferente de las demás disposiciones. Además, nos permite identificar el objetivo del proyecto de Ley, que aquí es rehabilitación y renovación urbana de Galicia. Cuarto, la subdivisión del texto también es correcta, y organizada de tal manera: Libros, títulos, Capítulos, secciones, subsecciones. Quinto, los artículos deben ordenarse de manera lógica: cada artículo debe tratar un tema, dentro de cada artículo, cada parágrafo trata de un enunciado, y dentro de cada enunciado, una idea. Por ejemplo, el art. 6 del proyecto de Ley, presenta el tema que trate: “Contenido del informe de evaluación de los edificios”. Después, contiene dos párrafos cuyo primero contiene cinco enunciados. Por fin, la parte final de las normas pueden dividirse en clases de disposiciones que deben seguir la siguiente orden: disposiciones adicionales, disposiciones transitorias, disposiciones derogatorias, y disposiciones últimas. En el caso del presente proyecto de Ley, el orden es bien seguido, con dos disposiciones adicionales, cuatro disposiciones transitorias, una disposición derogatoria y dos disposiciones ultimas. Este proyecto de Ley, cumple todos los requisitos de Técnica Normativa y entonces respeta el principio de seguridad jurídica.

Engadir unha opinion

Cubra os campos do formulario e prema no botón enviar.

Os campos con * son obrigatorios.

Últimas opinións

saltar ao pe de páxina